&nsbp;&nsbp;&nsbp;&nsbp;&nsbp;
    

Sábados de Zen Cotidiano – Acción Correcta: Pensamiento Correcto – 06/05/23

por Sozan
Sábados de Zen Cotidiano

Acción Correcta – PENSAMIENTO CORRECTO

6 de mayo, 2023

El Pensamiento Correcto (sammà samkappa) es el segundo paso del Noble Óctuple Sendero. Los pensamientos son palabras o imágenes que se forman en la mente y que a menudo van acompañados de sentimientos o dan lugar a sentimientos que, a su vez, pueden convertirse en acciones.

Los dos primeros versos del primer capítulo del Dhammapada del Buda, son:

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado, está fundado en nuestros pensamientos, está hecho de nuestros pensamientos. Si una persona habla o actúa con un pensamiento puro, la felicidad le sigue como una sombra que nunca le abandona.

Nuestros pensamientos son por lo tanto tan importantes para nosotros como nuestras acciones, ya que conforman en gran medida lo que somos y quienes somos.

Normalmente, nuestra mente está repleta de pensamientos dispersos, aleatorios y errantes, y tenemos poco control sobre cuáles son o cuáles serán los siguientes. Cuando tenemos una tarea que hacer o un problema que resolver, la voluntad se apodera de nuestros pensamientos y los dirige en una dirección determinada. Pero, por lo general, en cuanto terminamos la tarea o resolvemos el problema, la voluntad cede y los pensamientos vuelven a vagar erráticamente.

Cuantos más pensamientos de un tipo determinado tengamos, más pensamientos se producirán de este tipo. Si a menudo tenemos pensamientos de codicia y permitimos que persistan, tenderán a ocupar nuestra mente con más frecuencia y posiblemente tendremos una tendencia a actuar de una manera más codiciosa. El pensamiento es entonces el punto de partida que conduce al modo de comunicarse y de actuar. Un pensamiento de ira conduce a palabras de ira, que a su vez conducen a acciones de ira. Por lo tanto, un aspecto importante del entrenamiento del Zen es cultivar el “Pensamiento Correcto”, no dejar que los pensamientos negativos persistan en nuestra mente y fomentar los pensamientos positivos. En términos generales, Buda define el Pensamiento Correcto como pensamientos de desapego, de amor y de ayuda.

Es posible profundizar en la práctica de tomar más conciencia de nuestros pensamientos y no permitir que la mente cree su propia narrativa. No podemos controlar completamente los pensamientos, pero podemos observarlos y en ocasiones detenerlos o transformarlos: «Tu peor enemigo no puede hacerte tanto daño como puede hacerlo tus propios pensamientos sin vigilancia. Pero una vez dominados, nadie puede ayudarte tanto, ni siquiera tu padre o tu madre» (Dhammapada, capítulo 3).

Los buenos pensamientos van y vienen; los malos pensamientos van y vienen. No podemos controlar y retener un buen pensamiento, como tampoco podemos eliminar o dejar de tener un mal pensamiento. Pero si continuamos profundizando en la práctica, empezamos a ver los pensamientos tal y como fluyen por nuestra mente, sin juzgarlos pero sin evitarlos. Incluso podemos comenzar a reflexionar sobre esos pensamientos a medida que aparecen y desaparecen y observar cuál es su origen y cómo se convierten en ación.

Muchas prácticas espirituales se centran en la acción “No hacer esto, no hacer aquello”. El budismo, sin embargo, se centra en el pensamiento como el origen de la acción. Es por ello por lo que en este sentido el Zazen, la meditación, el observar los pensamientos, toma tanta importancia en nuestra práctica. Como resultado directo de un estado mental más equilibrado y no distraído, somos capaces de refinar la manera en que pensamos.

El Pensamiento Correcto en tu vida te permite actuar desde el amor y la compasión. Esta práctica nos conduce hacia un corazón informado y una mente que siente, ambos libres en su capacidad de hacer el bien y evitar el mal.

Sozan

Quizá te interese